martes, 15 de enero de 2013

La Libélula

A la orilla de un río
alegremente danza en vuelo una libélula.
Danza con movimientos delicados y armoniosos:
asciende y desciende, asciende y desciende
moviendo suavemente sus alitas en el vuelo.
A veces,
se detiene plácidamente en la rama seca de un arbusto,
otras veces,
se dirige ágilmente hacia el borde de una piedra,
y en otras más,
se trepa en la hoja más alta de una hierba.
Después:
ronda, ronda y ronda por ese mismo lugar,
¡hasta que de repente!,
—cual saeta—,
inicia un viaje sin retorno al infinito.
En ese viaje, muy pronto en su memoria
se manifiestan sus vivencias en la Tierra,
y aparecen:
la rama seca del arbusto donde plácidamente se detuvo,
el borde de la piedra a donde se dirigió ágilmente,
y la hoja más alta de la hierba donde se trepó;
pero ella, la libélula,
siguió su viaje por todo el universo:
atravesó otros mundos y fue hacia las estrellas,
atravesó los astros y fue hacia las galaxias;
y se fue, y se fue, y se fue hacia el infinito.


Fuente

4 comentarios:

Anabel dijo...

Precioso Silvia... Mucho ánimo en estos momentos tan delicados que se que estás pasando. Un beso fuerte, fuerte.

Rosa dijo...

Silvia, te mando muchos ánimos y fuerza porque por lo que leo estas pasando un momento triste. Para arriba que todo saldrá bien. Besos guapa. Rosa.

SILVIA dijo...

Gracias prima....Es esa parte de la vida que hay que superar pese al dolor, lo sabes, te quiero.

Gracias Rosa, he perdido a mi amiga de la infancia...y me duele el corazón... bsos.

Ŧirєηzє dijo...

bueno...
algo pasa en tu vida...alguna libelula se fue para el pais de nunca jamas....

sea como sea...que pronto vuelvas a estar operativa... y esas manitas nunnca dejen de crear....

Un abrazo...¡¡¡

Déjame que te cuente
www.dejamequetecuente.net